El Amplificador de Potencia

 

El amplificador de potencia de Warmy constituye un bloque estructural independiente. Dispone de un chasis propio y en él están montadas todas las fuentes de alimentación del equipo, protegiendo así al preamplificador de señales y vibraciones indeseadas.

Las etapas del amplificador de potencia propiamente dichas están constituídas por un tubo 12AX7 / ECC83 (zócalo blindado en la figura) y cuatro tubos EL34 (100W rms), a la vista. Esta cadena de amplificación es la más comprometida en confiabilidad en todo amplificador cuyas etapas de salida sean valvulares, y es por ese motivo que he incluido en el diseño ciertos aspectos circuitales no convencionales que persiguen el objetivo de máxima confiabilidad.

El criterio de confiabilidad se refleja también en el dimensionamiento de los transformadores utilizados (observar sus tamaños). El transformador de alimentación principal está diseñado para funcionamiento en servicio continuo a máxima potencia. El transformador de salida está calculado para que su núcleo no sature en cualquier condición de uso del equipo. Su construcción es especial y el acero empleado en su núcleo también lo es. Esta decisión es personal y su base es que, a mi juicio, la distorsión del equipo debe provenir de la alinealidad propia, en primera instancia de las lámparas del preamplificador, y en última instancia de los tubos de salida; pero nunca del transformador de salida. Eso asegura que el canal limpio sea realmente limpio aún a alto nivel de potencia.

En el extremo derecho del chasis se observa el control de presencia y la placa del indicador de potencia, que da al guitarrista una indicación precisa del nivel de potencia al que se encuentra ejecutando, relativo a la máxima potencia especificada, en intervalos de 1.5dB.

 

Vista poterior del amplificador de potencia

 

La parte posterior del amplificador de potencia muestra una robusta bornera con terminales para conectar parlantes de 4, 8 o 16 ohms. El equipo mantiene su potencia de 100 watts rms siempre que el sistema de parlantes se conecte al terminal apropiado a su impedancia. Una conexión incorrecta, o cortocircuito, o circuito abierto en la línea de parlantes puede dañar al equipo. Estos daños causados por fallas en la conexión de parlantes son habituales en todos los equipos cuya salida sea valvular.

En esta foto también se puede observar la llave tecla verde de encendido general del equipo y la llave tecla roja que sólo debe encenderse por lo menos 3 minutos después de haber encencido la llave verde. No observar esta precaución, si bien no produce daño inmediato al equipo, acorta grandemente la vida útil de las lámparas.

 

 

El chasis visto desde abajo

 

En estas dos fotografías se muestra la técnica de construcción con circuitos impresos de doble capa con agujeros metalizados, que brinda alta confiabilidad frente a fallas mecánicas y facilita la construcción minimizando errores de armado.

 

Home